El fonoaudiólogo es el principal profesional en la rehabilitación no farmacológica y no quirúrgica del usuario con disfagia. Su participación es fundamental tanto para el aminoramiento del riesgo de aspiración o penetración laríngea, como para mejorar o restaurar la función deglutoria.

Para este fin, posee opciones terapéuticas directas e indirectas, cuya elección y aplicación dependerá de la patología que curse el usuario, las redes que posea para su recuperación y la motivación intrínseca del mismo. Entre las estrategias de intervención indirecta se encuentra el Tratamiento Sensorio-Motor Oral (OSMT, por sus siglas en inglés), el cual pretende producir una aceleración en el desencadenamiento del proceso deglutorio mediante la ejercitación de los músculos orofaciales en conjunto con diferentes estímulos sensoriales (específicamente la temperaturafría y el sabor ácido). La presente revisión tiene por objetivo dilucidar si la utilización de la temperatura fría y el sabor ácido son útiles como mecanismo de intervención indirecta de la disfagia.

Se concluye que las acciones propuestas son efectivas simplemente como mecanismos compensatorios en el proceso deglutorio, puesto que modifican las características del bolo alimenticio e incrementan momentáneamente las sensaciones intraorales.

Leave a Comment