El Gobierno Nacional y el Ministerio de Educación con su política de calidad de la educación desde 1992, han venido realizando pruebas a los diferentes niveles educativos de los sectores públicos y privados, para definir acciones que favorezcan el sistema educativo a partir de los resultados obtenidos.
En ese sentido, es importante reconocer que la educación requiere que los diferentes campos del saber relacionados con la salud comunicativa y la educación, aporten en aras de dar respuesta a las realidades identificadas. la comunicación y el lenguaje son ejes transversales que deben ser reconocidos en la política de mejoramiento de la calidad en todos los sectores educativos.
La educación superior púbica y privada, no ha sido ajena a la conciencia que se ha venido desarrollando sobre la importancia de abordar dichos ejes transversales como respuesta a la necesidad de mejorar la calidad de la educación y al mismo tiempo disminuir los niveles de repitencia y deserción de los estudiantes que logran llegar a la universidad.